14 November, 2010

Henchida en vela se desliza

hacia la aurora llena de canastos

el vaho de tu espalda cargada

Y con fulgor de espada

la piel respira al enemigo

que no es cualquier tirano

Advertisements

12 November, 2010

Pierdo en el momento que sembré

mi frente en la soleada queja de tu nombre

que clamaba, por sólo un instante, mi espuma

vacía de algo que se pueda cosechar.

Nada ofrezco sino una frente partida

a medialuz con el vientre de las góndolas:

respiros, fundiciones de insultos, talvez un bicho

bien pulido con voluntad de quinua.

Mecanismo sin comienzo

12 November, 2010

Si miras tu mano pegada al trasero de una puerta

elevada en un puente con tufo de estrellas

con la edad del viento… tras tu nuca envuelta

las pastillas en periódico electrónico

y en la única picazón de tu vena

la vertiente

para llegar al charco

donde naciste

Te pregunto

dónde naciste

dónde naciste, tratadista

pantano

amanecido

Allí recogían agua para llevar a los ríos su sonido

Nunca imitaron a la hiena y el rebuzno sonaba a silbido

Toda alegría era alucinatoria

Los objetos cercanos

ah… los cercanos objetos

¿Por qué a las postrimerías de tu mano?

Por qué el impulso

de una idea zambullida en infantil pecera

si ya no tienes el texto

ya no tienes la ofrenda

Vi la mitad de las escaleras de la piel

y la lluvia sobre los ojos de tranquilidad

Me llamaba desde las traqueas

el sol en su estado invertido

¿Y quién sino tú que lo tuviste todo?

Quién ahora en sus labios podrá dirigir

el anatema tan cuidadosamente labrado

para obliterar todo con el canto

El hijo ya no es más hijo que una piedra

Las sílabas en llanto hablan

de arriba-abajo en el bote inmóvil

Sabrás que nadie ha limpiado

su excremento punzando la lira

En qué altura de qué conciencia

tratas de hablar a los siglos

en los siglos de la ignorancia