27 July, 2014

no puedes hacer dos cosas al mismo tiempo como pretender disfrutar del ártico mientras lees un libro que habla de una pareja que ríe desfiguradamente porque no solo bajo dictadura la escritura necesita del encubrimiento si ha de expirar algún sentido

hablar desde la pesuña del caballo muerto te imagina un tanto ebrio pero penetrante en la huella de todo lo que entiendes la disposición el ritmo el dislocamiento del contexto sin traspasarlo evidentemente te quedas quieto y admirado

uno tres golpes y la decepción pintada en tantas caras supone la insistencia del surco que te anima a hablar porque sin lengua no eres ni siquiera la posibilidad de ser un bloque áspero que al costo de no deslizarse aumenta

sería lamentable concebirte de otro modo como por ejemplo un animalejo resbaladizo por ser demasiado real si lo que uno quiere es que el tiempo persista y derrumbe toda mención de montañas austeras bajo la consigna de lo erótico a la mierda la forma aparente

el vidrio es tu cuerpo y eso de sugestivo nada tiene porque los demás piensan lo que tu piensas o al revés y el onanismo hasta el momento no ha demostrado tener un momento de progresión o creación para usar tus modos

notarás la falta de nervio y ética en el momento ilusorio de beber el descanso una roca un saco de rocas que te dispones asimilar a partir de la falta de nervio o ética o lo que sea con tal de mantener la pureza y defenderte de la crítica que busca tu pellejo hace mucho tiempo transmutado qué desean a más de recibir el hospedaje la vulnerabilidad

tu aliento lo tienen tus normas y muerte que no quita tu periodo porque más allá de eso no solo hay páramo sino pústulas hace mucho refregadas por tu miedo y el de ellos un pozo verde

593 sin extremos medibles para el ojo anidan la sospecha que sospecha un panfleto-mito te hace falta la serenidad para convencer que hay un número contrario al cual no se sospecha porque sin reunión no habrá aprendiz que aguante ni aprendizaje reconocible en la esfera cálida hay tantas esferas como números pero no hay tantas condiciones

Advertisements

20 July, 2014

habría un medio de doblegar el lenguaje para hacerlo partícipe del estudio de una lámina de hojalata

te quitaría el sueño de forma que no debas presentar cuentas a los fiscales del trabajo que molestos estarían hace mucho apoltronados

sujeto a un sentido emocionante tendrías la necesidad de quebrar la lógica de la necesidad y decir a es b sin dar explicaciones porque encaja el sonido

la suma cero de la ansiedad enfrentada al primitivismo domina el imaginario inquieto bajo la mirada de la fila en donde uno tras de otro presiona a que les sigas

la reproducción no es de modo necesario lo mediocre peor aún lo conveniente es una herramienta para interpretar el tiempo que es una simulación del vientre el nacimiento doble

así te echas frente al estanque donde lees cómo hacer música para luego hacerla con una columna de cualquier tipo sentado y es de tarde y todo tu cuerpo está arenoso ves tus tripas encerradas y calientes donde un sorbo es crucial para cambiar el timbre

está claro que no esperas la dirección de masas el poder institucionalizado pero un hotel ilimitado no te vendría mal bajar al bar y conocer algún viajero muy contento de hacer lo que tú no puedes porque te duele la cabeza

logras violar todas las reglas del día e incluso te queda tiempo para leer de forma distorsionada o lo que es más políticamente correcto alteradamente para entonces ya habrás metabolizado la distorsión de lo contrario no habría poesía

aspiras a entender una experiencia futura para provocar lo que no entiendes porque no tiene definición la poesía que no es lo mismo que un significante vacío sino un pedazo doblado y resistente al viento de los musgos

eres años de años en el bosque y no quieres salir con un chasquido de dedos sino que le coges gusto a estar un día en la bulla quemante otra en el hábito de la corteza

estás en donde piensas como en el deporte el reflejo aprendido

20 July, 2014

para recordar los años de tu padre tendrías que haber nacido primero

un siglo luego otro sopesando el hacha de las especificaciones que enjuiciaron desde ya el sentido de esta turba

hacia arriba te dice la memoria sin más gesto que borrarse tras el rastro maloliente

salpicado el diagrama de procedimientos ora infructuosos ora corruptos te disculpas para irte sin remedio hacia los techos