2 August, 2011

Bota tus lágrimas antes que el sol te queme y salude tu cuerpo con la invención de un aparecido en tus pestañas.

Antes que el resplandor se haga mueca y no alcance a latir en las ideas primeras. Antes que ilumine tu vergüenza que se encrespa en la ferocidad de la competencia.

Podrás sentir los límites de tu piel como una membrana a las cinco de la mañana mientras sostiene una gota maciza, dando brillo a la oscuridad del cielo. Es un nuevo día y apenas lo notas porque cargas tu bulto que se parece al trabajo que realizas, sin serlo de manera obvia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: