15 March, 2012

Ante la certeza de ser escuchado, ¿para qué hablar?

Relatar lo ocurrido en el día

y constatar, una vez más, la falta de peligro al dar la vuelta en cada esquina.

Desde tan cerca no se puede decir nada.

Todo debe ser relevante.

Tocar un poco la piel que te falta y pensar

cuán lejos estás de la palabra que una vez intentaste escuchar.

Todas las palabras serán desechadas,

mas tu silencio será un cuerpo que habla.

Desde lejos, entonces, escucharé tu llamado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: